Categoría: Países

3

Trekking del Salkantay a Machu Picchu por libre

La primera información que recibimos cuando decidimos hacer el trekking del Salkantay por libre para llegar a Machu Picchu, fue que el frío es extremo y que a duras penas se encuentra un sitio donde comprar comida a lo largo del trayecto. Como no somos muy amigos de las...

1

Como me gusta el olor a Nepal por las mañanas. Parte 1: el trayecto.

Parte 1: El Trayecto Sin tiempo para reaccionar, me comunicaron que estaba seleccionado para realizar un proyecto de voluntariado en Nepal. Con más pinchazos que el brazo de Robe Iniesta y pocas semanas de preparativos, aterrizamos en Kathmandú. Ciudad que bien podría ser la definición perfecta de caos. El...

0

¡Con el ejército hemos topado!

Camino Medellín/Salamina Si viajar en pareja ya se hace difícil, en familia puede ser aún más caótico. Si además​ el grupo se compone de la copia de Hemingway retirado, que dice ser tu tio, Silvia que ya la conocéis, a Octavio Reverte enfermo de malaria y con su peculiar...

3

Chitwan, la próxima vez me pongo un documental.

El día más peligroso y estrambótico de los 6 meses que viví en Nepal, fue cuando decidí adentrarme en la selva de Chitwan. Mi objetivo era pasar el día recorriendo la selva y tratar de ver alguno de los animales salvajes que allí habitan, como monos, rinocerontes o el...

2

Selva para idiotas. Capítulo 1

Si estas en Bolivia y quieres adentrarte en la selva, en nuestra guía para “mochileros de postureo” se recomienda visitar el Parque Nacional de Madidi. Y para evitar demandas de “cuñaos” intrépidos como yo, cuenta la historia de Yossi Ghinsberg, quién en 1981 se adentró en la selva a...

10

Los riesgos de viajar sola por la Patagonia.

Ser mujer y viajar sola es muy bonito, te sientes independiente, fuerte, haces amigos por todas partes y parece que el mundo no es tan malo como te lo habían pintado. Todo es maravilloso, sí, hasta que te encuentras con una loca desquiciada que te quiere partir las piernas....

4

¿Livingstone? Supongo.

La mala suerte de no ser Hanibal del equipo A es que “no siempre los planes salen bien” y, en esta ocasión, me lleve una buena decepción. Arena blanca, mar de mil azules, cocoteros y una cerveza bien fría entre ola y ola, era como me imaginaba el Caribe guatemalteco...